Investigación arqueológica desarrollada en Andacollo (IV región de Coquimbo) evidenciaría la presencia incaica en la comuna

Foto4_Bloqueconmotivosincaicos

Bloques rocosos con petroglifos en el sitio Cerro Los Fierros.

 

Desde junio de 2017, se estuvo realizando un proyecto arqueológico en la comuna de Andacollo financiado por el Fondart Regional del Patrimonio Cultural 2017, que llevó como título “Investigación del patrimonio arqueológico de Andacollo: Sitio de arte rupestre Cerro Los Fierros”. El responsable de esta investigación fue Angelo Alé Cortés, arqueólogo de la Universidad SEK y actual director de la Sala Museográfica Yahuín de Andacollo, quién nos señala que “el estudio realizado en este sitio arqueológico con manifestaciones rupestres nos revela que fue ocupado durante el período tardío o de ocupación incaica en la zona (1470 a 1540 d.C.)”.

El Cerro Los Fierros corresponde a un sitio con arte rupestre que se encuentra a 7 km del centro urbano de Andacollo (IV región de Coquimbo), en la localidad de La Jarilla.  En la cima de este cerro se encuentra un conjunto de bloques rocosos los cuales en tiempos pasados fueron grabados con petroglifos.

La investigación desarrollada en este sitio arqueológico consistió en recopilar la mayor cantidad de información con respecto al contexto arqueológico que posee el sitio. Para ello se realizaron diferentes etapas de trabajo, partiendo por una excavación arqueológica de 6 pozos de sondeos que buscaba encontrar algunos materiales asociados para poder entender el contexto del sitio y las prácticas ocurridas en este. Posteriormente se realizó una etapa que incluía el registro y documentación de todos los bloques que existen en el sitio con manifestaciones rupestres, registrando el mayor número de atributos y características de los diseños allí representados. Junto a esto, se hizo un diagnóstico del estado de conservación de los bloques rupestres identificando los grados de deterioro de cada uno, los posibles factores que estén influyendo en su deterioro para luego realizar las recomendaciones pertinentes para lograr conservar y evitar el deterioro de este sitio.

La excavación arqueológica efectuada en el sitio, no entregó resultados concluyentes y evidencia material de manera superficial y en los depósitos estratigráficos, lo que señala que este lugar estaba asociado únicamente a la producción/consumo de petroglifos.

Por otra parte, el estudio de las representaciones rupestres permitió que se identificaran 130 bloques rocosos con petroglifos, contabilizando un total de 420 motivos y diseños distribuidos en las diferentes rocas. La mayoría de los motivos presentes en el sitio, corresponden a motivos no figurativos o de tipo abstractos (391 diseños), mientras que solo 29 motivos representan a figuras humanas o animales.

Foto1_VistaCerroLosFierros

Vista del sitio Cerro Los Fierros, en cuya cima se encuentran bloques rocosos con petroglifos.

Según nos cuenta Angelo Alé Cortés, el estudio desarrollado en este sitio arqueológico con manifestaciones rupestres “nos ha permitido conocer a los grupos que habrían elaborado estas representaciones. En base a la comparación de los diferentes motivos representados en este sitio junto a los motivos representados en otros sitios de áreas aledañas y sumado a la comparación de motivos y diseños de materiales arqueológicos (cerámica y textiles) de las poblaciones que se asentaron en esta zona, nos permite afirmar que este sitio fue ocupado durante el período tardío o de ocupación incaica, que se remonta desde el año 1470 al 1540 d.C., junto con una segunda ocupación menos intensa que ocurre en el momento inmediatamente posterior post-contacto hispano entre el año 1550 al 1600 d.C.”.     

“El análisis de los diseños abstractos o no figurativos, en los que recurrentemente se representan círculos, y en menor medida cuadrados, a los que se le agregan líneas interiores entrecruzadas, diseños de grecas incaicas y clepsidras son elementos que se asocian con elementos propios de los lenguajes visuales incaicos en otras sectores del Norte semiárido chileno, y que podemos encontrar en este sitio” ha manifestado Alé.

Antecedentes del periodo incaico en Andacollo

La cultura Inka fue una sociedad prehispánica americana que existió entre los años 1438 d.C. hasta la conquista hispánica.  Se caracteriza por formar un gran estado expansivo, denominado Tawantinsuyu, que se extendió desde el sur de Colombia hasta el centro de Chile. Hasta la fecha los únicos antecedentes que se contaban con relación a la presencia incaica en la comuna de Andacollo, se remontaban a las crónicas españolas y los datos etnohistóricos donde se mencionan que a la llegada de los conquistadores españoles estos grupos ya conocían el lugar y explotaban el mineral que aquí se encontraba. Como así también tenemos que el nombre de la comuna, derivaría de la lengua quechua (“Antacoya” o “Antaqullu”), lengua que era utilizada por esta sociedad.

“La evidencia que concluimos en este estudio nos viene a entregar un antecedente, que hasta la fecha desconocíamos de la prehistoria de Andacollo, ya que no contábamos con evidencia material que nos validará la ocupación incaica en la comuna. Esta información nos permite decir con cierta validez que Andacollo tuvo presencia incaica y esto estaría ligado principalmente a la explotación de los recursos mineros”, señala Alé.

Foto3_MotivosdeepocaincaicaenelCerroLosFierros

Diseños de filiación incaica presente en el sitio Cerro Los Fierros.

Funcionalidad del sitio arqueológico Cerro Los Fierros

En relación a la funcionalidad que tendría el sitio arqueológico, Alé nos aclara que: “Para entender el sitio Cerro Los Fierros es importante entender el contexto espacial en el cual se encuentra. El Cerro Los Fierros forma parte de un conjunto de sitios arqueológicos con representaciones rupestres que se encuentran en un área de 3 km². Cercano a este sector con sitios arqueológicos a unos 4 kilómetros al noroeste del Cerro Los Fierros, se encuentra un yacimiento de explotación minera llamado Cerro Los Veneros, que hasta el día de hoy es explotado, pero que en las crónicas históricas nos señalan que era explotado en época incaica y de conquista hispana. Otra característica a considerar dentro de esto, es que este sector está cercano a la salida sur de la comuna donde se une con el valle del río Hurtado. A manera de hipótesis pensamos que el sitio Los Fierros fue un lugar asociado únicamente a la producción/consumo de petroglifos, considerado como un lugar de dominación estratégica ya que desde su cima se tiene una visión panorámica del sector, observando hacia el noroeste el Cerro Los Veneros, hacia el norte la cuenca de Andacollo y hacia el sureste las quebradas que se unen con el valle del río Hurtado”.

“Lo importante ahora será saber con qué modelos operó esta ocupación y explotación en este lugar, por lo que será necesario seguir investigando en un futuro el resto de sitios con arte rupestre que se encuentran en este sector y se abre también la posibilidad de que exista una cantidad mayor de asentamientos de periodo incaico como estructuras, senderos pircados, asentamientos habitacionales que se localicen desde el Cerro Los Veneros, pasando por el Cerro Los Fierros hasta las inmediaciones del valle del río Hurtado, lo que nos validará lo que proponemos en este estudio”, agrega Alé.       

Actualmente está exponiéndose una muestra al interior de la Sala Museográfica Yahuín (Urmeneta esquina Quiteria Varas, Andacollo), donde se da a conocer de manera detallada gráfica y visualmente las labores realizadas en la investigación, y los resultados y conclusiones que se han señalado.

Fuente: Diario El Andacollino.

Anuncios